Actividades

El litoral corso es ideal para realizar todo tipo de actividades náuticas, como la vela, el surf, etc. Cientos de kilómetros de costa con paisajes de una belleza única. En Bonifacio, foto de Jean-Jacques Mattei.

La riqueza natural, paisajística y patrimonial de Córcega es tal que nos ofrece cientos de actividades para realizar en la montaña, en el mar o en la ciudad y los pueblos. En la isla se tocan el mar y la montaña: el litoral corso es inmenso y muy variado, los paisajes ricos y las playas hermosísimas; y en la montaña, los senderos son innumerables, por lo que las posibilidades se multiplican. En realidad Córcega es la isla de las mil y una actividades, por eso les animamos a vivir experiencias únicas en entornos naturales extraordinarios.

Además, están las ventajas de la isla que favorecen la práctica de estas actividades, como el clima privilegiado a lo largo de todo el año, con temperaturas medias situadas entre 14 y 27 grados, estables, y un verano que se extiende de mayo a octubre. Eso sí, las temperaturas bajan algunos grados en verano en la montaña, y en invierno éstas hay nieve, lo cual convierte las zonas altas de la isla en un espacio ideal para hacer esquí y otras actividades de invierno. Y las temperaturas del agua del Mediterráneo son ideales para bañarse, bucear o practicar snorkel o buceo: 24º de media en verano, 20º en otoño y 15º en primavera. Aunque en los ríos y en los lagos las temperaturas son más bajas.

A continuación, les proponemos una serie de actividades para tener de su estancia en la “Ile de beauté” un recuerdo inolvidable.

Actividades en el mar

La isla de Córcega posee 1000 kilómetros de un litoral de múltiples caras – se habla de mosaico de paisajes -: 200 playas de arena fina y aguas cristalinas, calas salvajes e impresionantes acantilados graníticos, lo que constituye un vastísimo escenario para realizar infinitas actividades en torno al mar. Sobre todo deportes náuticos, como kayak, vela, esquí náutico, surf, windsur, jet ski…Además, la temperatura del agua es ideal para darse un baño o para bucear.

Para aquellos veraneantes que buscan la tranquilidad y el descanso en playas de ensueño, Córcega es el lugar perfecto puesto que hay inmensas playas y también pequeñas calas de arena blanca y aguas azul turquesa, un decorado ideal para sentirse en el paraíso y olvidar la rutina. Hermosas playas en Porto-Vecchio, en Saint-Florent o en Ajaccio para dar largos paseos o sentarse en una terraza o un chiringuito para degustar marisco acompañado de un buen vino blanco corso. O simplemente para disfrutar de una impresionante puesta de sol.

Los fondos marinos de la isla de Córcega son un paraíso para los amantes del submarinismo. Foto de fr.hamelin.

Aunque si prefieren más actividad, existen múltiples actividades deportivas en las playas, como los diferentes deportes de arena (voley playa); la práctica del surf que aconsejamos en playas como la de Ile Rousse o la de Calvi; el windsurf y la vela que es mejor practicar en la zona sur, ya que los vientos son más fuertes: Santa-Manza, Tonara, Pianterella y Figari son lugares de atolones ideales para hacer vela.

Pero Córcega es también un paraíso para los amantes del buceo, ya que los fondos marinos han sido preservados; hay lugares excepcionales como la magnífica reserva natural de las islas Lavezzi, con sus aguas transparentes; el archipiélago de Finochiarola y la Reserva Natural de Scandola, o las islas Cerbicales, un espacio también protegido. Pero también se puede hacer snorkel en los arrecifes para observar los paisajes costeros y submarinos y descubrir la fauna y la flora, o realizar magníficas fotografías. Las aguas límpidas y calientes favorecen estas actividades. Aconsejamos la visita de “le sentier sous-marin” (el sendero submarino) situado en el archipiélago de las Lavezzi. Además, la Oficina de Medioambiente de Córcega les invita a visitas guiadas gratuitas.

Y para aquellos a los que les gusta navegar, les aconsejamos alquilar un barco o un velero para descubrir los más bellos tesoros de la isla, como es el caso de las islas Lavezzi, con sus pequeñas calas de agua cristalina, el sitio de Girolata o el de Scandola, auténtico museo vegetal. Hay cruceros que salen de Ajaccio, de Porto, de Calvi o de Cargese, y también clubs de vela que ofrecen paseos de aventura y descubrimiento.

Senderismo y Trekking

En Córcega los paisajes son infinitos y la naturaleza preservada, y hay cerca de 1500 kilómetros de senderos señalizados, con refugios y albergues, lo que hace de la isla un auténtico paraíso para los senderistas, que van a descubrir recorridos magníficos en pleno Parque Natural Regional de Córcega. Para los más “profesionales” o los que están más acostumbrados a hacer senderismo, les proponemos la ruta de senderismo reina de la isla de Córcega: la GR20, una de los más difíciles, pero de los más bellas, muy famosa entre los amantes del trekking del mundo. Tanto en las montañas rocosas del norte de la isla, como en el macizo de Bavella y las cumbres del sur, descubrirán senderos únicos. Y por supuesto, sitios naturales de gran belleza, como las piscinas naturales de las gargantas del Restónica, o el llamado “Trou de la Bombe” un orificio natural excavado en una pared de granito…

El GR20 es uno de los senderos más complicados y a la vez más vellos de la isla de Córcega. Foto de M & Roussell.

También hay otras rutas de senderismo conocidas como “Mare a Mare” que se extiende de Porto-Vecchio a Propiano, en el corazón de la Alta-Rocca, un increíble paseo dominado por el mar. O la ruta “Mare e Monti” que une Calenzana y Cargèse, donde se unen el mar y la montaña. Incluso hay otras posibilidades para los que les gustan las carreras pedestres, ya que pueden inscribirse a las “foulées cortenaises” de 13 kilómetros, y suele ser en primavera.

Actividades y deportes de riesgo

La isla, por su orografía y diversidad, es un lugar ideal para practicar deportes de riesgo. En los muchos ríos que recorren la geografía corsa pueden hacer kayak, rafting o canyoning, actividades acuáticas llenas de emoción y sensaciones nuevas. Otra posibilidad está en el cielo: pueden tirarse en paracaídas o hacer parapente y descubir la isla desde arriba: impresionantes paisajes a vista de pájaro. El Cap Corse o cabo norte corso es un lugar perfecto para realizar estas actividades. Además de la emoción de practicar estos deportes de extremo, podrán descubrir increíbles paisajes.

Otras actividades en plena naturaleza

Existen otras muchas actividades que también les permitirán adentrarse en la isla de Córcega y descubrirla. Como es el caso de los paseos en Bici de montaña (BTT) tanto en la zona de la costa como en zonas de montaña, y por supuesto, también por los pueblos y ciudades, en donde hay diferentes senderos y circuitos. Si quieren ir por pistas más difíciles, pueden escoger el valle del Niolu. Pero también pueden dar paseos a caballo por muchos de los senderos señalizados.

Visitas a sitios naturales

Casi toda la isla de Córcega es Parque Natural que posee cinco Reservas Naturales y un Parque Marino Internacional. Naturaleza preservada, paraíso de numerosas especies animales y vegetales endémicas. Pueden pues descubrir los múltiples paisajes naturales: el maquis, paisajes de pinos, los bosques de Aitone, Asco y Bavella…visitar sitios naturales como los Jardines Tradicionales del Cap Corse, el enorme Parque botánico de Saleccia, o las granjas que tienen el sello “Bienvenue à la ferme”.

Actividades de invierno

La diversidad de Córcega es tan grande que, además de bañarse o bucear en magníficas playas, escalar montañas impresionantes o tirarse en paracaídas, también se pueden realizar actividades de invierno. Y muchas veces en la misma época del año. Aunque sobre todo entre diciembre y abril, las montañas de la isla se llenan de nieve, por lo que pueden pasar unos días maravillosos haciendo esquí alpino, esquí de fondo o paseos con raquetas. Al contrario de lo que podrían pensar, Córcega no es únicamente un destino de vacaciones de sol y playa; los Alpes y los Pirineos no son las cumbres más importantes para hacer esquí en Francia. También están las montañas corsas: la Alta Strada, las estaciones de Ghisoni y de Ese, o el valle des Pozzi.

Imagen de previsualización de YouTube