Cómo llegar a Córcega

Para llegar a Córcega hay que utilizar ambos medios de transporte, avión y barco. Foto de berzinie maubergine.

La isla de Córcega está situada en el Mediterráneo occidental, a 170 km de la Francia continental y a tan sólo 80 km de Italia. A lo largo de todo el año, pero sobre todo en verano, llegan miles de turistas de todo el mundo por aire o por mar. Estas son las tres opciones para ir a la isla:

En avión

Desde España no hay vuelos directos a Córcega, al menos de momento, por lo que tendrán que coger un avión desde alguna de las principales ciudades de España conectadas con Francia. Hay muchas posibilidades: compañías como Air France o Iberia, así como diferentes compañías low cost (vueling) tienen vuelos directos desde las principales ciudades de Francia: París, Marsella, Niza y Lyon. Desde allí, pueden volar a Córcega.

Ir de la Francia Continental a Córcega

El avión es la manera más rápida de llegar a Córcega: entre una hora u hora y media de vuelo desde la mayoría de las grandes ciudades de Francia continental. Además en Córcega hay 4 aeropuertos en las ciudades de Ajaccio, Bastia, Calvi y Figari, lo cual es muy práctico, puesto que llegan casi a la ciudad de destino. Todos los días llegan aviones de París, Niza, Marsella y Lyon, con más vuelos en temporada alta. Existen diferentes compañías que realizan estos trayectos, entre ellas Air France y compañías low cost, aconsejables si su presupuesto es más apretado. Aunque hay que comparar precios porque a veces compañías como Air France o CCM Airlines tienen más ventajas que EasyJet.

En ferry

Desde España no hay ferries a Francia, pero se puede ir en coche (en el suyo propio, o si lo desean, pueden alquilar uno) hasta Marsella, Toulon o Niza, y cuando lleguen, pueden coger un barco que les llevará a Córcega. Para que se hagan una idea, Marsella está a 500 km de Cataluña, unas 5 o 6 horas de viaje; y desde Madrid, cuente unas 11 horas, ya que Marsella está a 1000 km.

El barco es uno de los medios más cómodos para llegar a Córcega: hay bastantes conexiones y éstas son frecuentes. Además permite llevar el coche propio (o alquilado), lo cual es interesante. Si eligen esta opción y si disponen de tiempo, les aconsejamos que se queden un día o al menos una tarde en alguna de las bellas ciudades de la Provenza y Costa Azul.

La travesía en ferry dura entre 3h30 y 5h30, dependiendo de los puertos de salida y de llegada, y del barco que escojan. Hay ferries más rápidos (los NGV) cuyos trayectos son más caros. Pero la otra posibilidad es viajar de noche, para lo cual serán 10 horas de trayecto. Lo mejor es reservar con bastante antelación, sobre todo si van a viajar en temporada alta. Además, si reservan con tiempo, la oferta será más variada y los precios más accesibles; y quizás puedan encontrarse con algún descuento interesante. La compañía Corsica Ferries sale de Niza y de Toulon y hace de uno a dos trayectos de ida y vuelta por día.

Para hacer una reserva y comparar precios, visite nuestra página de ferries a Córcega.

En crucero

Otra forma de llegar a Córcega es en crucero, opción que puede ser muy interesante, ya que permite conocer diferentes ciudades del Mediterráneo occidental y la Costa Azul. Hay muchas compañías de cruceros que hacen esta ruta y los principales puertos de embarque en España son Barcelona (sobre todo), Valencia y Málaga, que siguen normalmente una ruta circular con escalas en Mallorca, Ajaccio, algunas ciudades italianas (Savona o Roma), y algunas de la Provenza y la Costa Azul (Niza y Marsella). Ajaccio es la ciudad en la que atracan más cruceros, pero también hay otros que llegan a Bastia, Ile Rousse y Bonifacio.

Para saber todo sobre los cruceros que van a Córcega y para realizar sus reservas, entre en nuestra sección de cruceros.

Y para más información sobre cruceros a otros lugares del mundo, entre aquí.