Qué ver, hacer

Mapa de las regiones corsas que puede servirles para elegir las rutas por la isla de Córcega.

Córcega es la isla de las mil caras, de los mil paisajes…un mosaico encantador de lugares mágicos que descubrir. Les invitamos pues a hacerlo desde islacorcega.es. Una montaña rodeada de mar, 1049 km de litoral y de maravillas naturales preservadas: un parque marino internacional, reservas naturales (en Scandola y en Bonifacio) y el Parque natural regional de Córcega.

Una diversidad de paisajes que maravillará al visitante: playas paradisíacas de agua caliente, acantilados de roca volcánica, acantilados de roca calcárea blanca, ríos, estanques, marismas y lagunas…un litoral preservado de la urbanización. No es necesario ir a las bellas islas Bermudas o a las Maldivas para encontrar el paraíso, ya que el paraíso está en Córcega.

Podemos descubrir la isla dividiéndola en 8 micro regiones cada una de las cuales ofrece increíbles maravillas. Les aconsejaremos algunas visitas para las mayoría de las cuales necesitarán alquilar un coche:

Norte de Córcega

La región de Bastia : Cap Corse y St Florent

La ciudad de Bastia es el segundo puerto de Francia, y no hay que perderse las huellas de su pasado genovés que han dado lugar a un rico patrimonio: callejuelas, monumentos (el Palacio del Gobernador o la Iglesia de Sainte Marie), (museos (Museo Etnográfico), y por supuesto, la ciudadela amurallada.

La Península del Cabo Norte o Cap Corse está situado en el extremo norte de Córcega, y es una de las regiones más salvajes de la isla de la cual puede decirse, al igual que la propia isla de Córcega, que es una “montaña en el mar” y también una “isla dentro de una isla“. Este brazo de tierra de unos 40 km, se encuentra a los pies del Monte Stello y ofrece al visitante playas y calas de arena fina o de piedras y pueblos en colinas escarpadas con antiguas tierras de cultivo aterrazadas donde se produce un vino excepcional – gracias al microclima privilegiado -. Pueden visitar las bodega de los pueblos de Castra, Saint Florent, Farinole, Patrimonio y Barbaggio y degustar la producción local.

En cuanto al patrimonio arquitectónico de Cap Corse, pueden visitar las más de veinte torres genovesas, como la Tour Sénèque, a casi 600 metros de altitud, que ofrece uno de los más bellos panoramas de la isla. O la torre del pueblo de Nonza, uno de los más bellos de la isla, situado en el lado occidental del Monte Stello, por lo que posee unas espectaculares vistas panorámicas. Y no es el único pueblo situado en altura: no dejen de visitar otros encantadores pueblos como Centuri-port, o hacer senderismo por los múltiples circuitos de montaña (como el sendero des douaniers).

Las bellas playas de arana blanca y aguas cristalinas y azul turquesa son una constante en el litoral de Córcega. En la foto (biajoe), la playa salvaje de Nonza.

Cerca del Cabo Norte se encuentra la región del Nebbio, tierra de contrastes que alterna viñedos y grandes bodegas (vinos con denominación de origen) con playas de arena fina y aguas azul turquesa, como la de Lodo y Saleccia. El pueblo de Patrimonio (y su catedral de Saint Martin) es de visita obligada, y por supuesto, la ciudad de Saint Florent, la ciudad costera más famosa de la “isla de la belleza”, llena de lujosos yates y de un gran ambiente veraniego, además de una enorme oferta cultural y artística: numerosos festivales de música, actividades nocturnas, ferias…

La Balagne: Ile Rousse y Calvi

La Balagne está situada en el noroeste de Córcega, en una zona interior, y contempla el Mediterráneo desde sus fértiles colinas. Es una zona de difícil acceso, donde se encuentran sitios naturales de gran interés, como: el desierto des Agriates, el Valle y las Gargantas del Asco y los bosques de Tartagine y Melaja. La región es la reserva agrícola de Córcega: hay viñedos, olivos y colmenas también. Se pueden hacer diferentes rutas, como la ruta de los vinos, la ruta de los artesanos y la ruta de los sentidos (route des sens), en la que se podrá descubrir la región a través de la gastronomía, los productos regionales y aresanales. Destacan también los pueblos en balcón: Lama, Ochiatana, Nevulla, Curbara, Urtaca o Pigna.

La Ile Rousse es uno de los lugares más bellos de la Balagne, una antigua ciudad comercial en la que destaca el faro situado en la península de la Pietra, en donde podrán ver las mejores puestas de sol. Y también el paseo peatonal que bordea la hermosa playa de arena fina y que nos lleva al centro de la ciudad y a la famosa plaza Paoli donde se encuentran los mejores restaurantes y terrazas de mucho ambiente. Vale también la pena el mercado de columnas, entre el centro histórico y las callejuelas.

La ciudad de Calvi es unas de las más bellas de Córcega, por su entorno natural y su emplazamiento privilegiado. Foto de V. Gomis.

Y la ciudad de Calvi situada en un golfo rodeado de montañas, es uno de los lugares más turísticos de la isla que conserva vestigios de la época en la que estuvo ligada a Génova. Puede visitarse la ciudadela del siglo XIII – que domina el golfo y el puerto -, el Palacio de los gobernadores y la Casa donde nació Cristóbal Colón (en ruinas). Es aconsejable un paseo por su playa de arena blanca de 5 kilómetros. Las vistas panorámicas desde Notre dame de la Serra, en la cima de la ciudad, son impresionantes.

Castagniccia

Esta región situada entre Corte y Bastia ha sido durante mucho tiempo bastante impenetrable por su geografía montañosa. Pero precisamente eso es lo que la hace más atractiva, esos bellos paisajes de montaña, esas colinas recubiertas de castaños, porque como lo dice su nombre, Castagniccia es tierra de castañas. No dejen de visitar pueblos como Castello di Rostino, Campile, Bisinchi, Lutina, Croce, Ponte à Luccia, Vallée de Rostino y San Lorenzo, especializados en la producción de harina de castaña, aceite de oliva y charcutería local, productos típicos de la gastronomía de Córcega.

Centro de Córcega: Corte y Niolu

El Centre Corse es la región más montañosa de la isla. Entre el Valle de Restonica y de Tavignano se encuentra la ciudad de Corte, capital histórica de Córcega y cuna de la primera universidad de Francia fundada en 1765. No hay que perderse la ciudadela del siglo XV, que está en la parte alta de la ciudad, que alberga en la actualidad el Museo Regional de antropología de Córcega, donde suele haber bastantes exposiciones. También vale la pena el Palacio nacional.

Montañismo en la Grande Barrière del Monte Cinto, la cima más alta de Córcega. Foto de fredb.photocorsica.

Para los amantes del senderismo, hay múltiples posibilidades: la región de Venacais, el valle de Restonica, el domaine de Vizzavona, desde donde sale la famosa ruta de senderismo GR20. En la región también se proponen otras actividades ligadas a la montaña y a los ríos (Gargantas del río Restónica, un lugar ideal para bañarse).

Otros lugares de interés son: el bosque de Vizzavona, los lagos de Nino, de Capitello y de Melo; el Valle d’Asco, donde se encuentran las Gargantas del río Asco, un desfiladero impresionante, bordeado de crestas rocosas. En el río Asco se forman piscinas naturales de aguas transparentes en las que uno puede darse un buen baño.

Para llegar a la región de Niolu, hay que coger la famosa carretera de la scala de Santa régina, y llegar al pintoresco pueblo de Calacuccia, que es la primera etapa para ascender al Monte Cinto, que es el punto culminante de la isla, donde se encuentra una de las principales estaciones de esquí de la isla, en el Col de Vergio.

Costa Oriental

Aleria: Costa Serena y Costa Verde

Aleria es una antigua capital romana donde podrán visitar un interesante yacimiento arqueológico y el museo departamental que se encuentra en el Fuerte de Matra. No muy lejos hay dos espacios naturales preservados: en el sur, el Estanque de Diana y en el norte, el Estanque de Urbino, ideales para darse un buen paseo en plena naturaleza.

La Costa Serena está entre Bastia y Porto-Vecchio, entre el mar y la montaña, y posee múltiples paisajes. Es conocida por sus inmensas playas de arena fina, por sus grandes plantaciones agrícolas de diversas frutas y de deliciosos vinos, pero también por los deliciosos mariscos y pescados. Entre los pueblos más destacados se encuentran, además de Aleria, Bravone, Bapicorchine, Campu Querciu, Ghisoni y Vix-Stangone, todos ellos productores de vino, aceite de oliva y miel.

El pueblo de Cervione, típico pueblo encantador de la costa oriental de Córcega, siempre mirando al mar. Foto de Testeria.

La Costa Verde se encuentra en una posición central dentro de la isla, a menos de dos horas de las principales regiones. A sólo 40 km del puerto de Bastia, la Costa Verde está bordeada por 17 km de bellas playas de arena fina y ofrece al visitante una gran diversidad de actividades diversas en sus diversos paisajes: el descubrimiento del rico patrimonio, de los pueblos auténticos situados en el borde de las montañas, ventanas al mar; de los senderos de montaña o de los deportes extremos; de los artesanos y productores locales que les ofrecerán productos de la región: cerámica, aceites cosméticos, productos bio…

El pueblo de Cervione es ineludible: su magnífico patrimonio (la catedral, el Museo de artes y tradiciones populares), las múltiples manifestaciones culturales, como el festival de jazz o los eventos culturales que tienen lugar en el convento Saint François, transformado en sala de espectáculos; o la magnífica feria anual (“Fiera di a nuciola”) en la que podrán degustar los magníficos productos locales, entre ellos aquellos a base de avellanas, especialidades de la zona.

Otros lugares de interés en la Costa oriental: la vertiginosa Cascada la Buia, los desfiladeros de Strette y de Inzecca o la Estación termal de Pietrapola les Bains.

Costa Oeste

Golfo de Porto: Calanques de Piana, Reserva natural de Scandola y Golfo de Girolata

La Región del Golfo de Porto es una zona de paisajes diversos: acantilados, playas y calas, reservas naturales… En ella podrán descubrir diferentes sitios naturales declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO, como la Reserva de Scandola, las Calanches de Piana y el Golfo de Girolata. La Reserva de Scandola es una península desértica, fachada marítima del Parque Regional de Córcega, y es reserva marina y terrestre, además de ofrecer curiosidades geológicas (agujeros llamados “tafoni”, acantilados impresionantes…). Se puede llegar únicamente por barco, saliendo de Porto y de Calvi.

Las Calanques de Piana, una de las maravillas naturales que ofrece al viajero la isla de Córcega. Foto de louyse voyage.

Por su parte, las Calanques de Piana forman parte de una de las siete maravillas de Córcega; el pueblo de Piana está situado a 438 metros de altitud, y las calanches están formadas por rocas de granito muy escarpadas de colores anaranjados y rosas. Desde las carreteras se puede admirar el azul turquesa del mar y los arrecifes.

El Golfo de Girolata también ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Está rodeado de acantilados rojos que llegan a los 300 metros de altura y están recubiertos de maquis, como los de Punta Rosa. En la entrada del golfo hay un pequeño fuerte genovés que acoge a los turistas que llegan por mar a la isla. No se pierdan las magníficas puestas de sol.

Otros lugares de interés son: Porto, con su Torre cuadrada que ofrece una magnífica vista del golfo; el convento de St François, en Vico; las iglesias latina y griega de Cargese; y el Aquarium de la Poudrière. Y en cuanto a espacios naturales: la Cascada de Endinosa (cerca de Evisa), el Lago de Creno (en Soccia: 4 horas de paseo i/v); el roquedal de la Sposata (en Vico); el Bosque de Libio (al este de Guagno les Bains); las Gargantas del Liamone; el Bosque de Aïtone, entre otros.

La región de Ajaccio: Ajaccio, Islas Sanguinarias y Valles del Prunelli y de la Gravona

Ajaccio es la capital de Córcega y el lugar de nacimiento de Napoleón Bonaparte. Se encuentra situada en uno de los golfos más bellos de la isla, por lo que a nivel de naturaleza y paisajes, nos ofrece mil y una rutas y actividades. Hay mucho que ver y que hacer en Ajaccio: perderse por las calles del casco viejo, sentarse en las tabernas y terrazas del puerto viejo, visitar alguno de los mercados y, por supuesto, disfrutar de la playa de arena blanca que está en plena ciudad y que, a través de la Punta de Parata, se extiende casi hasta las Islas Sanguinarias. No olviden visitar la Casa Bonaparte, donde nació Napoleón Bonaparte en 1769. Para más información visite nuestra página especial de Ajaccio.

La punta de la Parata y las islas Sanguinarias al fondo, una maravilla natural vista desde Ajaccio. Foto de XIII_73.

Situada en el Golfo de Ajaccio, las Islas Sanguinarias son como una prolongación de la Punta de la Parata (con su bella torre genovesa), unos islotes de pórfiro de color rojizo. Es ineludible hacer una excursión en barco para llegar a este lugar, paraíso de delfines, cormoranes… y reserva de una flora de especies raras y endémicas.…Hay un faro del siglo XIX en el punto culminante de la Grande Sanguinaire. Vale la pena ver la puesta de sol a unos kilómetros de Ajaccio, ya que las islas Sanguinarias se tiñen de rojo, ¡todo un espectáculo!. Y para los amantes del submarinismo, las aguas a proximidad de estas islas son una auténtica maravilla natural.

El Valle de Prunelli y el de Gravona ofrecen al visitante una zona natural de gran belleza. Entre los sitios más interesantes que visitar están: los encantadores pueblecitos de la región, la zona de castaños de Bastelica, la Meseta de Ese (estación de esquí y lugar de senderismo), las gargantas del Prunelli, Tolla y su lago, el parque A Cupulatta (centro de protección y de crianza de tortugas), la Cascade du voile de la Mariée (Bocognano), la estatua menhir de Tavera (II milenio a. C., Edad de Bronce).

La región de Valinco: Sartene, Valinco y Taravo

En la región de Sartenaise podrán descubrir numerosos sitios prehistóricos, como Filitosa (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) y el museo prehistórico de Lévie, y también ruinas de antiguos castillos. Sartène es el pueblo medieval más grande de Córcega en el que no hay que perderse un paseo por sus estrechas callejuelas, su puente levadizo de origen genovés, el museo de prehistória o la iglesia románica de Santa María Assunta. No olviden recorrer la Ruta de los Vinos de Sartene.

Playa de Cupabbia, un claro ejemplo de las maravillas que nos ofrece el litoral de Córcega, ese azul turquesa inconfundible. Foto de Résidence arcoplage.

Muy cerca de esta región se encuentra la zona protegida de Roccapina, con su preciosa playa de arena fina y su famoso león de piedra (formación rocosa). Pero también Tizzano, el puerto pesquero de Porto Pollo, con sus hermosas calas y playas, como es el caso de la playa de Cupabbia.

No se pierdan la torre de Campomoro de 1583, situada en un lugar excepcional desde donde se divisa la costa con sus bellas calas; el pueblo de Olmeto; la torre de Foce que les ofrecerá unas bonitas vistas del Golfo de Valinco; el Ponti Vecchio del siglo XV (declarado monumento histórico – situado entre Grosseto y Petreto Bicchisano -); la estación termal de Urbalacone-Taccana; los circuitos de Menhires (megalitos de Cauria y Fuerte de Tizzano); y, por supuesto, la Reserva natural de las Islas Bruzzi y de los islotes des Moines.

En el Golfo de Valinco está la pequeña ciudad costera de Propriano, llena de turistas en verano, pero digna de visita por sus soberbias playas de arena fina (como Porto-Pollo y Campomoro) y aguas transparentes.

Sur de Córcega

Bonifacio, islas Lavezzi y Porto Vecchio

Bonifacio es una de las ciudades más bellas de Córcega por encontrarse en un emplazamiento espectacular, en lo alto de unos acantilados de piedra blanca (calcárea) que dan acceso a una de las calanques (fiordo) más bellas del Mediterráneo. No se pierdan la ciudadela genovesa desde la que pueden ver la isla de Cerdeña que está a sólo unos kilómetros. Y recorran el casco viejo, la plaza de armas, la Escalera del Rey de Aragón (tallada en el acantilado), la iglesia de St Dominique de estilo gótico…Y hagan una visita a las cuevas marinas, una curiosidad natural, así como el cementerio marino; o tomen uno de los numerosos senderos que parten de Bonifacio para descubrir el patrimonio natural de la región.

Por otra parte, les aconsejamos que hagan una excursión a las islas Lavezzi, reserva natural paraíso de aves. Vale la pena bañarse en alguna de sus bellísimas playas de arena blanca y bañarse en esas aguas azul turquesa que recuerdan a las del Caribe. En esta excursión se puede incluir la visita a la pequeña isla privada de Cavallo.

Porto Vecchio está más al norte y también es una de esas ciudades ineludibles, destino de la Jet Set. Ofrece al visitante un interesante patrimonio (la ciudadela), playas de ensueño, de las más bellas de la isla de Córcega (como Santa Giulia, Cala Rossa o Palombaggia) y lugares para ir de fiesta (discotecas, pubs, terrazas…); es conocida por su gran ambiente nocturno. No dejen de visitar el sitio prehistórico de Ceccia y de Tappa, a 10 minutos de Porto Vecchio.

El pueblo de Zonza, con las Aiguilles de Bavella al fondo, muestra de las maravillas naturales que nos reserva la isla de Córcega. Foto de tom ahawk.

Por otra parte, les aconsejamos que hagan una excursión a la Aiguilles de Bavella, un paraíso para los amantes del senderismo y el alpinismo, uno de los lugares más fotografiados de la región sur corsa. Situadas al noroeste de Porto Vecchio, son a la vez macizo montañoso, puerto y bosque (de pinos) y son atractivas por sus formas y sus colores, que van del rojo al gris. Para admirar esta maravilla hay que ir a la cima del pico de Bavella, a 1218 de altitud, desde el que las vistas panorámicas de los otros picos es ideal.

Otros sitios turísticos de la región sur de Córcega son: el Uomo di Cana que llama la atención porque es un enorme roquedo esférico en equilibrio sobre un bloque de granito coronando la cima de la montaña Cagna; el bosque de Ospedale, la cascada de “Piscia di Ghjaddu”, en Zonza; el yacimiento prehistórico de Cucuruzzu, uno de los más interesantes junto al de Filitosa; muy cerca, el pueblo de Levie, capital de la región de Alta Rocca, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO por la riqueza de sus sitios históricos y prehistóricos; los pueblos de Sainte Lucie de Tallano, Zonza, Torre, Solenzara,…

Para moverse por Córcega, visite nuestra página, donde les informaresmos de los mejores medios de transporte.