Ajaccio

La ciudad de Ajaccio está situada en un lugar privilegiado, un entorno natural de gran belleza. Foto de shellydolly1.

Ajaccio, capital de Córcega y de la región de Corse du Sud, está situada en la costa occidental de la isla y su puerto está abierto al Mediterráneo. Villa natal de Napoleón Bonaporte, es una de las ciudades más bellas de Córcega, un lugar único porque se sitúa en un golfo mirando al mar, con un fondo de montañas nevadas hasta primavera. A esto se añaden los colores vivos, la luz intensa – descubierta por Henri Matisse, entre otros artistas y escritores -, unos 300 días de sol al año, la riqueza de su patrimonio y largas playas de aguas cristalinas donde pueden bañarse hasta bien entrado el otoño.

Además, la ciudad está llena de lugares que recuerdan al emperador Napoleón Bonaparte: el Museo Nacional de la casa de Bonaparte, la Capilla imperial, el salón napoleónico, en el ayuntamiento, una estatua y calles en su honor…que se unen al encanto del casco antiguo, la catedral del Renacimiento, el Museo Fesch, la Ciudadela del siglo XVI,…

Y, por supuesto, la atmósfera de la ciudad, el art de vivre ” à l’ajaccienne” que contagia al visitante y que se manifiesta en los mercados típicos con productos locales de Córcega o en el mercado de las pulgas (Marché aux Puces), donde se pueden comprar objetos únicos de segunda mano; en los restaurantes de la Ciudadela degustando las delicias gastronómicas de la isla; o quizás tomando un café o un licor en alguna de las terrazas del vieux port frente al mar…

Y por la noche está la imprescindible puesta de sol sobre las Islas Sanguinarias, en las que el sol parece desangrarse – de ahí su nombre – y después el buen ambiente nocturno en las calles y plazas de esta ciudad mágica.

Ajaccio es una ciudad llena de color y con una luz intensa que está presente alrededor de 300 días al año. Foto de marcdelfr.

Cómo llegar a Ajaccio

Ajaccio posee un aeropuerto internacional al que llegan todos los días aviones procedentes de diferentes ciudades de Europa. Para venir desde España en avión es necesario hacer una escala en París o en alguna ciudad de la Provenza o Costa Azul, Marsella o Niza. También es posible realizar el viaje en coche hasta la Provenza y allí coger un ferry a Ajaccio. Y, por supuesto, en alguno de los muchos cruceros que llegan a la isla, si deciden organizar un viaje en crucero por otras ciudades del Mediterráneo. Más información sobre como llegar a Córcega, en nuestra página.

Cómo moverse de Ajaccio al resto de Córcega

Lo ideal es alquilar un coche y lanzarse a descubrir la isla, las ciudades y los sitios naturales más espectaculares. El golfo de Ajaccio es el lugar ideal para visitar el resto de Córcega, puesto que es el centro; hay sobre 3 horas desde Bastia, la punta del extremo norte y 3 horas desde Bonifacio, la punta del extremo sur. Aquí les dejamos una relación de distancias kilométricas y el tiempo que se tarda entre Ajaccio y las ciudades más importantes de Córcega:

Ajaccio – Bastia:146 km en 2h09
Ajaccio – Bonifacio:132 km en 2h06
Ajaccio – Porto-Vecchio:140 km en 2h18
Ajaccio – Calvi:164 km en 2h23
Ajaccio – Corté:80 km en 1h14

Qué ver en Ajaccio

El centro de la ciudad imperial se agrupa en torno a dos ejes paralelos: la rue Fesch y cours Napoléon, y un casco antiguo en torno al barrio del vieux port y la ciudadela (citadelle).

Monumentos

Museo Fesch, capilla palatina. Foto de Yvette Gauthier.

Museo Fesch

El museo de bellas artes situado en el palacio Fesch es un edificio construido por orden del Cardenal Fesch, tío de Napoleón, para albergar un instituto de las Artes y de las Ciencias. Es el museo más importante de Francia después del Louvre por las obras maestras del Renacimiento italiano que alberga.  Los conjuntos de pinturas más prestigiosos son: los primitivos (paso de la Edad Media al Renacimiento, con Giovanni Bellini o Sandro Botticelli); la pintura barroca romana, con Andrea Pozzo, Le Bernin, Nicolas Poussin; y la pintura barroca napolitana, con Luca Giordano, Corrado Giaquinto y Francesco Solimena; y la sección napoleónica, con grandes maestros del neoclasicimo como Canova o Bartolini.

Capilla Imperial

Fue construida entre 1857 y 1859 por orden Napoleón III para reunir en un lugar único las sepulturas de la familia Bonaparte. El interior tiene forma de cruz latina y una cúpula, y en la cripta están enterrados el cardenal Fesch, y Charles y Laetitia Bonaparte, los padres de Napoleón. La capilla Imperial conforma el ala derecha del Palacio Fesch, y ha sido declarada Monumento histórico.

Horarios: Abierto todos los días, salvo los lunes por la mañana. En verano, los viernes hay visitas nocturnas de 21:00 a 24:00.
Tarifas: 1,50 €, reducida: 0,75 €, gratuita para los niños hasta los 15 años.

Museo napoleónico del ayuntamiento

Este museo de estilo Restauración (principios s.XIX) alberga el salón napoleónico y la sala de las medallas. En la entrada hay una estatua en mármol de Jérôme Bonaparte en la segunda Campaña de Italia (1800). En el salón napoleónico se encuentran los retratos y los bustos de la familia realizados por los grandes artistas del Primer y Segundo Imperios, así como esculturas, entre las que destaca el busto en ma´rmol de Napoleón I hecha por Chaudet entre otros grandes nombres de la escultura como Bartolini o Bosio.

En la sala de las medallas está la colección de medallas en la que se puede ver toda la historia napoleónica, así como una colección d epiezas en oro, playa y bronce.

El museo puede visitarse todos los días menos los lunes en invierno y los sábados y domingos en invierno. El precio es de 2,30 € y gratuito para los menores de 15 años.

La Maison de Bonaparte, donde nació el insigne emperador Napoleón Bonaparte. Foto de kudumomo.

Maison Bonaparte

La casa de Napoleón Bonaparte en la que nació el 15 de agosto de 1769 está situada en la rue Saint Charles, en el corazón de la ciudad vieja. Ha sido declarada Monumento histórico y puede ser visitada (adultos: 4 €, jóvenes 18/25 años: 2,6 € y gratuita hasta los 18 años y los primeros domingos de mes).

Museo A Bandera

Museo de historia corsa y mediterránea, situado en el corazón de la ciudad. En él podemos ver objetos, maquetas, cuadros y fotografías que hablan del pasado de la isla y del Mediterráneo, de la prehistoria a la Segunda Guerra Mundial. Horarios: abierto todos los días, menos los domingos en invierno. Tarifas: de 3 € a 5 €.

Museo Marc Petit

El Museo Marc Petit (escultor contemporáneo) es un museo de Bellas artes, situado en la entrada de Ajaccio, en el Lazaret Ollandini y constituye un lugar de encuentros cultural y artísticos. Horarios: de junio a septiembre, los sábados, de 16:00 a 19:00. Tarifas: de 3€ a 5 €.

Biblioteca municipal

Creada en 1801 por Lucien Bonaparte, hermano de Napoleón, la biblioteca de Ajaccio se formó a partir de las confiscaciones revolucionarias a la Corona, la nobleza y las comunidades religiosas. Se sitúa el ala norte del Palacio Fesch. Posee una sala de lectura de 30 metros de largo y un importante fondo antiguo de 40 mil obras del siglo XV al XIX, así como 29 incunables y 220 manuscritos, gracias a las donaciones del Cardinal Fesch, de Roland Bonaparte y de Louis Campi. Entre otros se encuentran la Enciclopedia de Diderot y de Alembert (s. XVIII) y la correspondencia de Napoleón en 32 volúmenes. En la biblioteca se organizan encuentros con escriotres y artistas, conferencias y espectáculos. La entrada es libre.

El Palacio Lantivy

Este hermoso palacio que en la actualidad es la Prefectura, fue contruído en 1826 por órdenes de Napoleón siguendo el “Plan de extensión y embellecimiento” que marca el principio del desarrollo de Ajaccio. El palacio está rodeado de un bonito jardín donde se pueden encontrar muchas especies mediterráneas y tropicales.

El ayuntamiento y la Catedral

Es ayuntamiento de Ajaccio es un bello edificio de 1822 de estilo Restauración situado en el casco antiguo. En cuanto a la Catedral de la Asunción, fue construida en 1577 y es un edificio típico de la arquitectura de la Contrarreforma: plano en cruz latina y cúpula. Tiene seis capillas secundarias, como la de Notre Dame del Pianto, donde se encuentran las pinturas del hijo de Tintoreto y un cuadro de Delacrois (“Vigen del Sagrado Corazón).

La ciudadela de Ajaccio nació con la ciudad, y aunque no puede ser visitada, puede ser apreciada desde las playas y desde otros puntos de la localidad.Foto de marcdelfr.

La ciudadela

Está situada en un sitio estratégico para proteger a la ciudad de Ajaccio de los posibles ataques marítimos. El fuerte fue construido en 1492, y luego hubo ampliaciones a partir de mediados del siglo XVI. Se destruyen numerosos edificios, entre ellos la iglesia Sainte-Croix, primera catedral de la ciudad. Y más tarde se refuerzan las fortificaciones y la ciudadela se separa del resto de la ciudad. La ciudadela cuenta con un “castello”, un torreón y seis bastiones. No es posible visitarla, puesto que pertenece al ejército.

Excursiones y rutas de senderismo por Ajaccio

Hay numerosas rutas de senderismo y excursiones a pie o en coche que pueden realizarse por la región de Ajaccio para poder descubrir su magnífico entorno natural. Como el Sendero des Cretes (Sentier des Cretes), que es un sendero de 7 km que ofrece bellas vistas del archipiélago de las Sanguinarias, fácilmente accesible desde el centro de la ciudad de Ajaccio.

Torres genovesas

Por otro lado, pueden ir a visitar diferentes torres genovesas que se extienden por la región de Ajaccio. Como la Torre de l’Isolella, situada en la península del mismo nombre, cerca de la Punta di Sette Nave, en la localidad de Porticcio. Una torre defensiva que domina el golfo de Ajaccio. Se llega a ella a través de un sendero de sólo cinco metros. Está en perfecto estado pues ha sido restaurada en 1970. En Porticcio también se encuentra la Torre de Capitello, frente al golfo de Ajaccio. Una torre de 11 metros de alto y 42 metros de circunferencia que ha sido declarada Monumento histórico.

Por supuesto, está la bella Torre de Parata, al oeste de Ajaccio, a unos 11 km, erigida sobre un espolón rocoso de granito entre 1550 y 1551 por Giacomo Lombardo. Hay un sendero desde el cual puede verse más de cerca el archipiélago de las Sanguinarias (a las que se accede sólo en barco y en temporada alta). De hecho, el conjunto, la península de Parata y las islas Sanguinarias han sido declaradas Grand Site de Francia.

Las islas Sanguinarias son uno de los sitios naturales más bellos de Ajaccio. Pueden visitarse en temporada alta en barco. Foto de La Pom .

Las islas Sanguinarias

El archipiélago de las Sanguinarias es un paraíso natural y su majestuosidad ha sido evocada por numerosos viajeros. En una punta se encuentra el faro y en la otra una vieja torre genovesa. Les aconsejamos las puestas de sol desde Ajaccio, cuando los cuatro islotes se tiñen de rojo. Y, por supuesto, la visita a las islas en barco partiendo del puerto Tino Rossi (estas excursiones suelen hacerse en temporada alta).

Aunque otra forma de descubrir las islas Sanguinarias es dirigiéndose a la Punta de la Parata, cerca de Ajaccio, al noroeste del golfo, tomando la carretera a la derecha cerca de una pequeña capilla en la carretera de las Sanguinarias. Desde allí, sigan a pie por un pequeño sendero que va hacia el mar, un paseo accesible y agradable. En cada rincón de este sendero descubriremos unas vistas impresionantes de las islas Sanguinarias. El paseo se termina en una de las playas más bellas de la región: la playa de Capo di Feno, un paraíso para los amantes el surf.

Playas de Ajaccio y de la región

Entre las playas situadas en la carretera de las Sanguinarias se encuentran la playa de l’Ariadne, la playa de Marinella, la playa Trottel y la playa de Barbicajas (familiar). En el centro de la ciudad, a proximidad de la ciudadela está la playa de Saint François, de arena fina.

Destaca la playa Capo di Feno, cerca del golfo de Ajaccio, que en realidad son dos playas separadas por un campo: el “Grand Capo”, una playa más grande y turística y la playa de Sevani o “Petit Capo”, más pequeña y tranquila. Es una playa con muchas olas, por lo que hay que tener cuidado, pero es al mismo tiempo un gran atractivo para los amantes del surf.

Playa de la Terre Sacrée en la que vemos un mojón conmemorativo a los muertos en la Primera Guerra Mundial. Foto de piccolina58.

La Playa de la Terre Sacree, cerca de las islas Sanguinarias, una de las más bellas. En ella se encuentra una de las seis mojones (bornes) conmemorativas de la Primera Guerra Mundial. El mojón de “terre sacrée” fue erigido en 1933 para honrar la memoria de los miles de corsos muertos por Francias en la guerra. En el mojón hay una urna que contiene tierra de distintos campos de batalla.

Después está la playa de Tahiti, situada en la carretera del aeropuerto, y en ella se practican muchos deportes náuticos, como la vela gracias al viento dominante. Y la Playa de Scudo, de las más bellas, también se encuentra en la carretera de las Sanguinarias, y su agua es cristalina y su entorno salvaje.

Playas de Porticcio

La Playa de Marina Viva, en Porticcio, es una inmensa playa de arena fina con vistas a las islas Sanguinarias y con bastante animación: restaurantes, centros náuticos, tiendas…La Playa de Mare e Sole se encuentra en la orilla sur del golfo de Ajaccio, en la comuna de Pietrosella, y es una de las más bellas, con esas aguas transparentes, al abrigo del viento, un pinar donde poder comer.

Otros lugares turísticos de la región de Ajaccio

El Valle de Prunelli y el de Gravona son otros sitios naturales interesantes para hacer excursiones, así como los pueblecitos, la Meseta de Ese, que es una estación de esquí, las gargantas del Prunelli, el parque A Cupulatta, etc. Para saber más sobre otros sitios turísticos en la región de Ajaccio, visite nuestra página de qué ver, que hacer en Córcega.

Donde comer

La gastronomía de Ajaccio y de Córcega en general conquistará al visitante, que podrá disfrutar de los mejores platos de la cocina corsa y los licores y vinos más deliciosos en los restaurantes del casco viejo y del Vieux Port, mirando al mar.

Vinos de Ajaccio

Ajaccio (AOC) es una de las 9 denominaciones de origen de los vinos de Corcega. Cubre un vasto territorio que se extiende del golfo de Valinco al de Porto: una superficie de 230 hectáreas de viñas y 13 productores. Es una de las regiones donde más horas de sol hay por año, lo cual contribuye a el buen desarrollo de los viñedos. Además, el suelo de finos cristales de granito favorece la producción de una uva específica de la región: la Sciaccarellu, que da lugar a un delicioso vino. Para saber más sobre los vinos de Ajaccio, visite nuestra página de vinos de Córcega.

Dónde dormir

En la capital de Córcega encontrarán una gran variedad de alojamientos: una buena red de hoteles, bed & breakfast (o chambres d’hôtes) y de casas rurales (o gîtes), muchos de ellos situados en lugares privilegiados de la ciudad: cerca de los monumentos principales, frente al mar o con vistas a algunos de los sitios naturales más bellos de la región. Para más información, visite nuestra página de hoteles, donde podrá comparar precios y hacer una reserva.